Período medio de pago

Los largos plazos en el vencimiento de las facturas es uno de los mayores problemas con los que se encuentran las empresas en la actualidad, y es que estos retrasos en los pagos solo causan tasas de financiación más elevadas. Si a los problemas de impagos que ya sufren las empresas, se le añaden plazos cada vez más largos, la liquidez de estas se ve mermada hasta el punto de llevar, algunas de ellas, al cierre. Por ello, el período medio de cobro es uno de los primeros conceptos que deben ser analizados por las empresas y ver, en caso necesario, cómo es posible mejorarlo.

¿Qué es el período medio de cobro (PMC) y el período medio de pago (PMP)?

Tanto el período medio de cobro como el período medio de pago hacen referencia al tiempo que transcurre desde que se emiten las facturas hasta que estas se cobran. Sin embargo, el período medio de cobro se centra en el tiempo que tarda la empresa a cobrar sus facturas, mientras que el período medio de pago es el tiempo en el que tarda a realizar los pagos a sus proveedores.

Sin duda, ambos conceptos deben tenerse en cuenta si se quiere mejorar la liquidez de la empresa, pues de ellos se desprende información relevante a la hora de tomar decisiones financieras estratégicas enfocadas al crecimiento del negocio.

¿Cómo se calcula el período medio de cobro?

Para calcular el período medio de pago, deben tenerse en cuenta tres conceptos: el saldo medio de los clientes, las ventas realizadas y la fórmula a aplicar.

El saldo medio de clientes hace referencia a las ventas pendientes de cobro a primeros de año y las que hay pendientes de cobrar a finales de año. Para calcular esta media, se deben sumar las dos cifras y dividirlas entre dos.

El concepto de ventas se refiere al volumen total de ventas de la empresa dentro del mismo período con el IVA incluido.

Una vez, los conceptos claros, la fórmula que se debe aplicar para calcular este período es la siguiente:

PMC = 365 x Saldo medio de clientes / ventas x (1+IVA)

Ejemplo práctico para calcular el período medio de cobro

Imaginemos una empresa que tiene un saldo medio de clientes de 150.000 euros a 31/12/2020 y de 125.000 € a 31/12/2021. Lo primero que debemos hacer es calcular la media para luego aplicarla a la fórmula. En este caso, vamos a sumar las dos medias y dividirlas entre dos. El resultado sería de 137.500 euros.

El segundo paso es calcular las ventas con su correspondiente IVA. Es decir, si la empresa tiene unas ventas de 2.000.000 euros, debemos aplicarle el IVA. Suponiendo un IVA aplicable del 21%, las ventas totales de la empresa serían de 2.420.000 euros.

Y, por último, aplicamos estas cifras a la fórmula mencionada anteriormente:

PMC = 137.500 / 2.420.000  X 365 = 20.7

Es decir, el período medio en el que esta empresa está cobrando es de 21 días.

¿Se puede optimizar el período medio de cobro?

Como todo, hay varias estrategias que las empresas pueden poner en marcha para intentar reducir este período medio de cobro.

Tiempo entre venta y entrega

Una de las mejores maneras de mejorar el tiempo de cobro es reduciendo también el tiempo que pasa entre que se produce la venta y el tiempo en el que se entregan los bienes o la prestación de servicio.

Tiempo de facturación

Otra manera en la que se pueden reducir los plazos de cobro es reduciendo el tiempo que se tarda en hacer la factura de la transacción comercial.

Envíos de facturas

Enviar la factura por canales seguros y rápidos es otra manera en la que se pueden reducir los plazos de cobro, pues los clientes reciben la factura al momento y ya la pueden introducir en sus previsiones de pago.

Negociar el plazo de pago

También se puede reducir este plazo si se pacta con el cliente una mejora de este.

Facilitar el pago

Ofrecer varios medios de pago también agiliza el proceso de pago.

En cualquier caso, usar programas informáticos con los que llevar al día la facturación y con la que las facturas se puedan compartir rápidamente es esencial para mejorar los plazos de cobro.

¿Cómo ayuda Vuzoon a reducir el período medio de cobro?

Vuzoon es una herramienta de facturación en la nube y para intercambiar documentos electrónicos. Con ella, se puede optimizar tanto el proceso de facturación como el proceso de envío de documentación, así como la seguridad en el intercambio de información.

Relacionado con el proceso de facturación, con Vuzoon las facturas se crean de forma rápida y ágil y se envían al momento, por lo que el tiempo de recepción de las facturas es mucho menor que enviándolas por otros medios. Además, es mucho fácil de gestionarlas y hacer un seguimiento de ellas. Además, al generarse y compartirse dentro del mismo programa, se evitan las estafas por modificación de facturas.

También merece la pena destacar que Vuzoon es ofrece mucha más seguridad a la hora de intercambiar documentos, pues sus usuarios deben verificar sus identidades cuando se dan de alta. De este modo, se evitan las suplantaciones de identidad y, por ende, los pagos dobles y la necesidad de recurrir a servicios legales para recuperar los pagos hechos erróneamente.

Por último, merece la pena destacar que Vuzoon es una herramienta completamente gratuita, por lo que no supone una carga extra para los negocios usuarios.

Reducir el plazo en el que se cobran las facturas es esencial si se quiere evitar la necesidad de recurrir a financiación extra, así como de disponer de liquidez constante que permitan a los negocios expandir su actividad. Las herramientas de facturación en la nube, como Vuzoon, son ideales para controlar mucho mejor el intercambio de las facturas, así como los plazos de cobro y de pago.