Digitalización empresarial

Pese a los esfuerzos realizados por parte del gobierno y de la Unión Europea a la hora de digitalizar los negocios, este proceso se va alargando dadas las reticencias de los negocios a adaptarse a una realidad que desconocen. Lo cierto es que, pese a que el uso de la factura electrónica se ha visto incrementado en España en un 30%, esta cifra aún queda muy lejos de la esperada.

¿Dónde y quiénes usan más la factura electrónica?

Según estudios llevados a cabo por SERES, Madrid, Cataluña y Andalucía son las comunidades autónomas en las que más se utiliza la factura electrónica. La Comunidad Valenciana y el País Vasco también les siguen muy de cerca, con una cuota cada vez más similar.

Por otro lado, de dichos estudios, también se desprende que las pequeñas empresas son las que más empleo hacen de la factura digital, con un 33% del volumen de todas las operaciones.

Por último, resulta interesante destacar que el sector terciario o de servicios del país es el que acumula un mayor porcentaje hablando de la digitalización de sus negocios.

e-Factura: primer paso a la digitalización del tejido empresarial

El primer paso hacia la digitalización de los negocios es establecer el uso de la factura electrónica y de diferentes programas de facturación en la nube. Por ello, el gobierno presentó la Ley Crea y Crece el pasado mes de diciembre de 2021, mediante la cual se ponían disponibles fondos para dicha transformación de las empresas: el más conocido es el Kit para la digitalización.

El kit para la digitalización incluye varios conceptos para mejorar la gestión de las empresas, así como para reducir la cuota de impagos y de la morosidad. Sin embargo, dado el desconocimiento generalizado de estos programas y sus procesos, aún son muchos aquellos que optan por dirigir su negocio desde lo convencional.

Obligatoriedad y seguridad de la e-factura

Dentro de la Ley Crece y Crea, el gobierno también establece una fecha máxima en la que todas las facturas que se generen entre negocios, o entre negocios y administración, deberán ser electrónicas. Por este motivo, y a cuanto más cerca se encuentra esta fecha, más son los negocios que se van abriendo a dichos cambios. Sin embargo, aún son muchos aquellos que guardan recelos acerca de la seguridad de dicha factura.

Cuando hablamos de la política de protección de datos y de la confidencialidad de la información, muchos se platean si la e-factura es adecuada para ello. Lo cierto es que, este nuevo formato para nuestra facturación es mucho más seguro de lo que podemos llegar a pensar. La factura sale del programa de facturación y llega directamente al cliente sin pasar por ningún tipo de intermediario.

Adaptación a la digitalización empresarial

Cuando empezamos a pensar en la digitalización de nuestros negocios, son muchas las preguntas que se nos vienen a la mente: ¿Qué debo hacer?, ¿Qué necesito?, o ¿Cómo puedo hacer el cambio rápidamente para que no afecte a mi negocio? Todas estas preguntas tienen una única respuesta: usar programas de facturación en la nube. Son simples de gestionar, se adaptan día a día a las nuevas normativas y son de lo más seguros.

¿Por qué emplear un software de facturación en la nube para mi negocio?

Son muchas las ventajas asociadas al uso de los programas de facturación en la nube y, de conocerlas, muchos más serían los que ya los tendrían implementados. De todos modos, dado que la obligatoriedad de la factura electrónica es casi inmediata, muchos ya están analizando las opciones de las que disponen.

Uno de los mayores beneficios a la hora de usar dichos programas es que son de lo más versátiles y muy completos. Con ellos, podremos llevar la gestión de nuestro negocio en cualquier sitio y momento. No será necesario llegar a la empresa o a casa para revisar las facturas que tenemos pendientes de cobrar, las que debemos abonar o bien saber qué fechas de pago próximas tenemos, por ejemplo.  La comodidad del software de facturación electrónica en la nube es ideal para aquellos que no siempre pueden estar en el despacho.

Tener una visión mucho más clara de la contabilidad de la empresa es otra de las ventajas de usar estos programas. Cada vez que insertamos una factura, el programa la añade directamente a su base de datos. De este modo, puede ofrecernos una visión global de todos los movimientos. Podremos ver cuáles son los clientes a los que más facturamos, los proveedores con los que más trabajamos, los gastos de la empresa y las amortizaciones de bienes, etc. La información se presenta de forma gráfica, por lo que es muy visual y fácil de interpretar. Además, podemos descargar toda la información siempre que queramos.

La seguridad y las actualizaciones que aportan estos programas son también, sin duda alguna, unos de sus puntos fuertes. Los desarrolladores de dicho software trabajan constantemente para ofrecer a sus clientes un gran abanico de funcionalidades con el fin de mejorar la gestión de los negocios. Del mismo modo, adaptan sus programas a las nuevas normativas y medidas de seguridad.

Vuzoon: una de las mejores alternativas

Cuando empezamos a pensar en la digitalización de nuestro negocio, encontrar un buen programa de facturación en la nube es el primer paso. Hay una gran cantidad de ellos a nuestro alcance, pero algunos destacan más que otros. Y esto es, precisamente, lo que ocurre con Vuzoon.

Vuzoon es simple de usar, tiene muchas funcionalidades para nuestro negocio y, lo mejor de todo es que es gratis: no hay pagos por funcionalidades ni planes de negocio. Está en constante actualización y ofrece la máxima seguridad a sus usuarios.

Dar el paso a la digitalización de nuestro negocio es muy simple si contamos con las herramientas adecuadas. Y, un buen programa de facturación online es el primer paso. Vuzoon cuenta con todo lo que necesitamos para ello, es intuitivo y gratis, por lo que es uno de los más usados del momento.