Cooperativas de facturación

Las cooperativas de facturación se alzan como una alternativa al Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos, pues ofrecen una manera de poder facturar por los bienes y servicios sin necesidad de satisfacer las cuotas mensuales y liberándose de las obligaciones fiscales en la Agencia Tributaria. Sin embargo, no todo son ventajas y hacer uso de este tipo de servicios es algo que se debe valorar en profundidad.

Funcionamiento de una cooperativa de facturación: requisitos

El sistema de facturación a través de una cooperativa es muy simple: aquellas personas que estén interesadas en ello deberán registrarse en una de estas cooperativas y emitir las facturas a nombre de ella. De este modo, al ser la cooperativa la que factura, el socio no debe abonar ninguna cuota a la Seguridad Social en concepto de RETA ni tampoco debe satisfacer sus obligaciones fiscales: la cooperativa es la que se encarga del pago del IVA y del IRPF a la Agencia Tributaria, así como de los costos de gestoría si los hubiera.

Sin embargo, no todas las actividades pueden hacer uso de estas cooperativas, quedando estas limitadas a:

  • Creación de contenido y redes sociales
  • Escultura y artesanía
  • Servicios de informática y programación
  • Bienestar y deporte
  • Espectáculo
  • Marketing y comunicación
  • Producción audiovisual
  • Artes gráficas

Además, hay otros requisitos que se deben cumplir para poder emitir las facturas desde una cooperativa de facturación:

  • Que la facturación no sea superior al Salario Mínimo Interprofesional
  • Que la actividad sea esporádica y no habitual

Así pues, solo aquellos que cumplan con estos requisitos, además de estar incluidos en las mencionadas actividades económicas, podrán emplear las cooperativas de facturación.

¿Sale a cuenta ser socio de una cooperativa de facturación?

Ser socio de una cooperativa de facturación tiene ciertas ventajas, aunque también tiene muchas desventajas; por ello, resulta necesario valorar bien si hacer uso de este sistema de facturación es lo más conveniente.

Entre las ventajas de ser socio de una cooperativa de facturación se incluyen:

  • Dejar de pagar la cuota de autónomos
  • Dejar de llevar los libros de contabilidad
  • No se deben presentar las declaraciones trimestrales y anuales ante la Agencia Tributaria
  • No es necesario recurrir a los servicios de asesorías y gestorías

Sin embargo, este sistema también ofrece una gran desventaja: ser considerados como falsos autónomos para la Administración. De hecho, estas cooperativas están en el punto de mira, desde hace tiempo, de la Inspección de Trabajo, lo que conlleva expedientes regulatorios y sancionadores en la mayoría de los casos. De este modo, cualquier usuario de dicho sistema de facturación es susceptible a ser investigado y requerido a pagar las cuotas pendientes, así como los intereses de demora y cualquier otro recargo que sea de aplicación de acuerdo con la ley de la Seguridad Social.

¿Cómo reducir costes sin recurrir a cooperativas de facturación?

Pese a que el uso de estas cooperativas está enfocado, básicamente, a la reducción de costes para aquellos trabajadores por cuenta propia con pocos ingresos, lo cierto es que hay otras maneras en las que se puede conseguir el mismo objetivo: optimizando recursos y digitalizando el negocio. Para ello, las herramientas de facturación en la nube son esenciales.

¿Cómo ayudan las herramientas de facturación online a reducir costes?

Las soluciones de facturación en la nube ofrecen la posibilidad de reducir los recursos que deben emplearse en las tareas de facturación y de contabilidad. La gestión automatizada de las facturas recibidas y en la generación de documentación permite reducir el número de personas a llevar a cabo estas labores. Por otro lado, estas herramientas también permiten hacer un seguimiento mucho más exhaustivo de las facturas emitidas, lo que previene retrasos en los pagos y problemas de comunicación, tanto con los clientes como con los proveedores. Además, estas herramientas suelen tener unos costes mucho menores, por lo que no suelen representar una gran carga para la contabilidad de una empresa.

Vuzoon como herramienta de facturación: gratuidad, flujo de caja y seguridad

En el mercado, hay una gran cantidad de herramientas de facturación en la nube, como es el caso de Vuzoon. Sin embargo, y a diferencia de las demás herramientas, Vuzoon tiene unas características únicas que aportan mucho más a las empresas: es gratuita y ofrece la posibilidad de anticipar el pago de las facturas. Con ello, no solamente no representa un coste para el negocio, sino que permite a sus usuarios disponer del dinero de sus facturas sin tener que esperar a los largos plazos de vencimiento de estas.

Pese a que hay muchas maneras en las que se pueden reducir costes en un negocio, la digitalización de las empresas es el proceso más viable y seguro: no solamente permite reducir costes, sino que también permite optimizar los recursos para que el margen comercial sea mucho mayor.